Jueves. Delft

Espera, que lo resuma en una palabra: PRECIOSÍSIMA.

   

Sus canales y calles tradicionales me dieron la bienvenida, y sus carteles turísticos me indicaron hacia dónde debía ir. Todo era agradable y acogedor desde el primer momento.

Salgo de la estación, camino por un puente y un callejón, y llego al centro. Tiene su propio mercadillo, para variar. Delft viene a ser la meca de la porcelana en Holanda, pero ningún puesto la vendía. Solo estaba disponible en tiendas de souvenirs, fácilmente visibles. Y un par de figuritas de porcelana fueron los únicos souvenirs que compré en todo este viaje.

     

El mercadillo tenía productos tradicionales, otras ideas partiendo de estos, tulipanes y cosas con tulipanes, gafas, accesorios para aspiradora, quesos, pescado, fruta (incluyendo naranjas probablemente españolas), vendedores anunciando sus productos a viva voz, etc. No falta alguna catedral gótica y tropecientos turistas. Entre ellos había un grupo español de tercera edad (españoles everywhere).

     

Después, como de costumbre, ¡a dejarme perder por sus calles! Aunque aquí orientarse de nuevo es fácil, e iba caminando. Las calles son tranquilas. Las casas son coloridas con tejados agudos. La mitad de ellas tienen flores junto a la puerta. Tiene bastantes canales. Hay varios barcos-hogar en los canales. Queda un montón de verde. asdfasdfasdfasdfasdf. Es, por definición, un pueblo bonito.

         

Cené a las 18 en un chino de calidad (a un precio normal de allí), con camareras chinas que hablaban bien inglés y neerlandés. A esa hora, para variar, el mercadillo estaba cerrando.

Lamentablemente poco más (recuerdo) puedo expresar con palabras. Es un pueblo precioso, cautivador y tranquilo. Un ejemplo de la Holanda clásica que permanece viva y práctica en los tiempos de hoy.

Después volví sin percances ni tardanzas, aunque no me quedaban monedas, y los tíquets de tren solo admiten tarjeta o monedas. Además, la atención humana al público cierra a las 17 (excepto en Amsterdam, supongo).

En el próximo capítulo: otra ronda por Amsterdam.

   

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Puedes comentar. Es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: